zoo sad

me toco acompañar a mi pequeña prima a su primer paseo junto con el jardín donde diariamente ella vá...
me ofrecí porque los viernes estoy libre y siempre es agradable y divertido estar con la Amandita
el lugar al que fuimos es uno que me entristeció demasiado siempre me he sentido así respecto al zoológico, ésta era la 2da visita que hacia nunca me ha agrado la idea pero es más bien por hacerle el quite a tanta brutalidad que vi siendo muy chica, me sorprendió el mínimo espacio en los que estos hermosos animales se "desenvuelven", hoy mi tristeza aumento en mayor cantidad, hice el recorrido con Amandita alejada de su curso caminamos solas y le iba dando a conocer mi parecer de cada animal que veíamos, ella lo entendió aun mas cuando vimos al hipopótamo, capto inmediatamente la tristeza del animal, yo por mi parte quedé para adentros con un chimpancé que solo en un rincón no hacía más que tapar su cara y encorvarse, ahí fue donde mi rabia creció, la inhumanidad con que son dispuestos, las jirafas por ejemplo altas y hermosas no pueden correr ni desplazarse mucho que digamos, los guapos flamencos todos apretujados, y no digamos que no son fotografiables porque todos en distinta forma tienen una hermosura tremenda, yo siento demasiado respeto por los animales, las aves me inspiran y así me pasa con muchos más, pero cada vez que les tomaba fotos sentía que debía hacer algo por ellos los miraba de manera gentil para que sintieran que yo no fui por el "show", ni siquiera sé muy bien a que iba, la idea en un principio me aterraba, como que me negaba a asistir, pero después de ésta última visita, siento que nos queda tanto por hacer con nuestra flora y fauna, tanto por la tierra.
Atinemos!

1 comentario:

  1. más lindo tu recorrido,tanta tristeza es necesaria graficarla y lo hermozo es fácil de encontrar además por que así de lindos son, pero su realidad es triste y que lindo lo valiente que eres acompañando a la Amandita y mostrandonos este doloroso recuerdo

    ResponderEliminar